25 El Señor
ha puesto el río Jordán como una barrera entre nuestra gente y ustedes, gente de Rubén y de Gad. Ustedes no tienen derecho de afirmar que pertenecen al Señor
”. Así, los descendientes de ustedes podrían impedirles a los nuestros que adoraran al Señor
.