10 Pero el Señor
le dijo a Josué:
—¡Levántate! ¿Por qué estás ahí con tu rostro en tierra?