17 No quedó ni un solo hombre en Hai o en Betel
que no persiguiera a los israelitas, y la ciudad quedó completamente desprotegida.