16 De su abundancia, todos hemos recibido una bendición inmerecida tras otra.