18 Nadie ha visto jamás a Dios; pero el Hijo, el Único, él mismo es Dios y
está íntimamente ligado al Padre. Él nos ha revelado a Dios.