15 «No temas, pueblo de Jerusalén.
Mira, tu Rey ya viene
montado en la cría de una burra»
.