32 Entonces los soldados fueron y les quebraron las piernas a los dos hombres crucificados con Jesús.