21 Pero cuando Jesús dijo «este templo», se refería a su propio cuerpo.