6 Luego llegó Simón Pedro y entró en la tumba. Él también notó los lienzos de lino allí,