13 El hombre no lo sabía, porque Jesús había desaparecido entre la multitud;