12 Una vez que quedaron satisfechos, Jesús les dijo a sus discípulos: