3 y sus hermanos le dijeron:
—¡Sal de aquí y vete a Judea, donde tus seguidores puedan ver tus milagros!