30 Entonces muchos de los que oyeron sus palabras creyeron en él.