22 y le dijo a su esposa:
—¡Seguramente moriremos, porque hemos visto a Dios!