28 «¡Levántate, vamos!», le dijo. Pero no hubo respuesta.
Entonces subió el cuerpo de la mujer a su burro y se la llevó a su casa.