23 Por esa razón el Señor
dejó esas naciones donde estaban. No las expulsó de inmediato, ni permitió que Josué las conquistara a todas.