24 Entonces Gedeón construyó un altar al Señor
en ese lugar y lo llamó Yahveh-shalom (que significa «el Señor
es paz»). Ese altar sigue en Ofra, en la tierra del clan de Abiezer, hasta el día de hoy.