27 Y es bueno que todos se sometan desde temprana edad
al yugo de su disciplina: