62 Mis enemigos susurran y hablan entre dientes
mientras conspiran contra mí todo el día.