28 El hombre que los queme deberá lavar su ropa y bañarse con agua antes de regresar al campamento.