17 »No fomentes odio en tu corazón contra ninguno de tus parientes.
Aclara los asuntos con la gente en forma directa, a fin de que no seas culpable de su pecado.