3 Las lámparas del candelabro que está en el tabernáculo, frente a la cortina interior que protege el arca del pacto.
Aarón deberá mantener las lámparas encendidas en la presencia del Señor
toda la noche. Esta es una ley perpetua para el pueblo que se cumplirá de generación en generación.