34 Los pastizales que rodean las ciudades de los levitas nunca podrán venderse. Es su posesión perpetua.