29 Entonces comerán la carne de sus propios hijos e hijas.