11 »Si no te alcanza para comprar las dos tórtolas o los dos pichones, podrás llevar dos kilos
de harina selecta como ofrenda por tu pecado. Puesto que es una ofrenda por el pecado, no la humedecerás con aceite de oliva ni le pondrás incienso.