7 »Sin embargo, si no te alcanza para comprar una oveja, puedes llevarle al Señor
dos tórtolas o dos pichones de paloma como castigo por tu pecado. Una de las aves será la ofrenda por el pecado, y la otra será la ofrenda quemada.