23 Después, cuando estuvieron a solas, se volvió a sus discípulos y les dijo: