34 Donde esté su tesoro, allí estarán también los deseos de su corazón.