6 »¿Cuánto cuestan cinco gorriones: dos monedas de cobre?
Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos.