18 ¿Ninguno volvió para darle gloria a Dios excepto este extranjero?».