37 Los discípulos le preguntaron:
—¿Dónde sucederá eso, Señor?
Jesús les contestó: