22 Cuando Jesús oyó su respuesta, le dijo: