33 Lo azotarán con un látigo y lo matarán, pero al tercer día resucitará».