38 —Mira Señor —le respondieron—, contamos con dos espadas entre nosotros.
—les dijo.