13 Cuando el diablo terminó de tentar a Jesús, lo dejó hasta la siguiente oportunidad.