53 La multitud se rió de él, porque todos sabían que había muerto.