1 El día del juicio venidero
El Señor
de los Ejércitos Celestiales dice: «El día del juicio se acerca, ardiente como un horno. En aquel día el arrogante y el perverso serán quemados como paja. Serán consumidos, desde las raíces hasta las ramas.
2 »Sin embargo, para ustedes que temen mi nombre, se levantará el Sol de Justicia con sanidad en sus alas.
Saldrán libres, saltando de alegría como becerros sueltos en medio de los pastos.
3 El día en que yo actúe, ustedes pisotearán a los perversos como si fueran polvo debajo de sus pies, dice el Señor
de los Ejércitos Celestiales.
4 »Acuérdense de obedecer la ley de Moisés, mi servidor, todos los decretos y ordenanzas que le entregué en el monte Sinaí
para todo Israel.
5 »Miren, les envío al profeta Elías antes de que llegue el gran y terrible día del Señor
.
6 Sus predicaciones harán volver el corazón de los padres
hacia sus hijos y el corazón de los hijos hacia sus padres. De lo contrario, vendré y haré caer una maldición sobre la tierra».