11 Y una voz dijo desde el cielo: «Tú eres mi Hijo muy amado y me das gran gozo».