25 —lo interrumpió Jesús y le ordenó—: