36 Más tarde, Simón y los otros salieron a buscarlo.