51 —preguntó Jesús.
—Mi Rabí
—dijo el hombre ciego—, ¡quiero ver!