42 Entonces llegó una viuda pobre y echó dos monedas pequeñas.