27 Pero Jesús les habló de inmediato:
—dijo—.