16 Así que lo llevé a tus discípulos, pero no pudieron sanarlo».