23 Y los discípulos se llenaron de profundo dolor.