22 Cuando el joven escuchó lo que Jesús le dijo, se fue triste porque tenía muchas posesiones.