46 Querían arrestarlo, pero tenían miedo de las multitudes, que consideraban que Jesús era un profeta.