55 Luego Jesús le dijo a la multitud: