41 Los principales sacerdotes, los maestros de la ley religiosa y los ancianos también se burlaban de Jesús.