13 No permitas que cedamos ante la tentación,
sino rescátanos del maligno.